sábado, 25 de julio de 2009

RELACIONES LABORALES




Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

S*OL Pereda
Las 8 en punto de la mañana.
-Sí, es la hora.
Ése fue el primer pensamiento cuando sonó el despertador y abrió los ojos.
Había pasado toda la noche tratando de digerir la conversación que el día de antes había mantenido con sus superiores.
-"Esto no marcha como teníamos previsto, Abraham.... las ventas han caído y tenemos que reestructurar la plantilla. Nuestra obligación es avisarte con 15 días de antelación”.
Le cayó como un jarro de agua fría. No. Peor aún: Como si de repente se abriera la tierra y se tragara todo lo que para él significaba algo.
- "Pero ¿cómo pueden hacerme esto? 12 años, 9 meses y 23 días en la empresa ejerciendo de chacha, camarero, psicólogo, cartero, recadero, limpiabotas, redondeador de números, ingresador de cheques, agenda de cumpleaños, aniversarios, amo de llaves.... ¿y éste es el pago que recibo?”
Tenía mucho que hacer antes de despedirse definitivamente de la empresa pero no sabía por dónde empezar. La frustración, la rabia, la angustia...manejaban su mente y le hacían urdir planes maquiavélicos antes de pasar por la indeseada oficina del paro…

Arantza Alada

Sin aparente celeridad se enfundó el traje que había comprado dos años antes para el enlace de su hermano. Hacía tiempo se rindió a la evidencia que posiblemente no encontraría ocasión de volver a necesitarlo. Pero vencer la burla "Lástima de dinero" no le estaba reportando ninguna satisfacción. Lo cierto es que era todo lo contrario: cada botón que abrochaba, cada maniobra, alimentaba su venganza.
Tras una ardua ceremonia higiénica comprobó, en el desleído espejo, su aspecto impecable. Se observaba disfrazado, muy lejos de sí mismo, y de eso se trataba. Pronto comenzaría la escena de su vida.
Fue al metro, como cada día, pero había algo diferente...su ira. Donde antes estaba una taquillera con la que se sentía hermanado en los sacrificios y paciencias que supone ser alguien productivo, ahora tan sólo veía una causa de la precariedad laboral, ese conformismo que ya era costumbrista. Todos los trabajadores que se cruzaba le perecían peleles que nunca sabrían la verdad que él acababa de descubrir.
Su ira aumentaba...
Cada paso alimentaba la determinación de no permitir que el asunto quedara así:
-"¿Cómo pueden hacerme esto?...12 años, 9 meses y 23 días...
Hizo una entrada audaz, tajante, y se sintió orgulloso de sí mismo. Miriam, con eficaz fluidez, atendía los teléfonos de la centralita. Le brindó el saludó de cada día...con la añadidura de ese brillo en sus ojos que se había intensificado. Si Miriam hubiera reparado en ese detalle quizá podría haber presentido lo que ocurrió mas tarde.

Luis Vaquero

-"Sé de todos los trapos sucios de esta empresa y les puedo denunciar con pruebas" soltó a bocajarro tras la muy brusca irrupción en el despacho del director.
-" No me amenace, Abraham, sabe perfectamente y mejor que nadie, que tenemos un problema grave de liquidez, nuestra cartera de clientes, sencillamente no paga lo poco que compra" contestó mientras pulsaba el interruptor que tenía al lado de los cajones de su mesa.
-"No me hable usted del último periodo, en estos años pasados usted y los otros directivos han amasado una fortuna considerable, gracias a los esfuerzos, experiencia y el tiempo que le hemos dedicado yo y mis compañeros y compañeras, a esta empresa en la que nos sentíamos como propios".
-"No me haga reír, o quiere que reitere la tan manida frase de que no somos hermanitas de la caridad".
Con aquel cómodo y elegante traje, Abraham se abalanzó con una inusitada furia contra el director agarrándolo del cuello y arrastrándolo hacia la ventana hasta dejarle medio cuerpo fuera.
Con gran esfuerzo y con voz ahogada Don Hipólito manifestó su intención de readmitirlo cuando se le acabase el paro y admitiendo las razones de su agresor.
Justo en ese instante entra Miriam y aterrorizada ante lo que ve, exclama:
-"Abraham mi amor, suéltalo....."
Pasadas unas horas y con unas copas encima se sintió realmente feliz con el desenlace, pensando, " No ha estado mal, por fin estaré con Miriam y con un año sabático pagado".

16 comentarios:

luis ... dijo...

Nunca fuere caballero
de damas tan bien servido

dyeve dijo...

Brava! Tua "voce"e precisa per mio gusto..Gratz!..smiles

sedemiuqse dijo...

Genial....no hay mal que por bien no venga...jajajaaj
besos y amor
je

cuchu dijo...

Qué original idea....y que divertido para vosotros tres el reto geodésico ¡ me encanta!

Gracias por el buen rato...

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://expoauto.blogspot.com/

Gracias

luis ... dijo...

Gracias por los comentarios, despues de este perezoso periodo estival retomaremos la actividad. Un abrazo

Angus dijo...

Me gusta... me que quedo un poco out.

Ana María dijo...

me gusta, vienes brava

hawai05 dijo...

gracias por tu visita , me pase por aqui y me gusto lo que vi , sobre todo el post del año sabatico , joer ojala fuese asi en la verdad . Te aseguro que entraba a mi jefe .....¡ y se enteraba !. Pero por desgracia no es asi , en fin.............aguantar y que dure
un abrazo

oenlao dijo...

muy buen relato

Anhermart dijo...

Sabemos que esas maneras no dan resultado nunca, todo lo contrario...pero sería tan gratificante que de vez en cuando se le mostraran los dientes a algunos jefes de esa manera que describes en tu relato...
Saludos.

RECOMENZAR dijo...

Las palabras se unden en silencios cuando los silencios son nada mas que las palabras besos

Pica Miel dijo...

me gusto mucho y hasta pensè seguir el mismo ejemplo!!!! Algo digno para todos.
picamiel

Al dijo...

Pasaba, simplemente y me quedé leyendo: Me gustó mucho la idea y cómo la trabajan cada uno de ustedes.

徵信社 dijo...

I love it! Very creative!That's actually really cool.
謝謝你的文章分享,請你有空到我

參觀,Thanks

carlos de la parra dijo...

Buen final, dicen que de lo perdido, lo aparecido.